El técnico de los Tigres, Ricardo Ferretti, se pasó de lanza con el carro que le tiró al estadio de los Rayados.

Todo comenzó en el cotorreo de este lunes con la prensa, en donde le preguntaron si afectará al pasto la instalación del escenario para el concierto de Bruno Mars.

Don Tuca comentó que si afecta pero que son eventos que se tienen que hacer.

Ya entrado en confianza, Don Tuca se mandó con semejante carrilla, diciendo que lo hubieran hecho en el estadio de Rayados, pues ahí el pasto ya está gacho.

«¿Dónde metemos 40 mil personas? Pues en nuestro estadio, pudiera ser en el estadio de Rayados, ya que la cancha está en mal estado, un poquito más no pasa nada», dijo a los reporteros que también son gachos para el carretón.

Será este miércoles que Bruno Mars se presente en el Estadio Universitario, y pa´l fin de semana los Tigres jugarán de visitante.