Los jugadores de los Patriotas de Nueva Inglaterra, partieron a la ciudad de Minneapolis, entre el apoyo de un bandón que se dio cita al aeropuerto.

Fueron miles de personas, entre morras y vatos que se dejaron caer también a las calles de Foxborough.

Tras tres horas de viaje, los Pats llegaron a Minneapolis para defender el título que ganaron en el Súpero Bowl anterior.

Todavía la banda sigue en duda si podrá Rob Gronkowski estar para el SBLII.