El 14 de febrero de este 2018 no sólo es el Día de San Valentín, donde los enamorados se demuestran todo su amor, sino que también ocurre un evento que no sucedía desde hace 72 años, es Miércoles de Ceniza, día que marca el inicio de la cuaresma.

Para algunos católicos este suceso significa un dilema ante el festejo del 14 de febrero, se preguntan ¿Qué deben hacer?

«Este año, la celebración mayoritariamente secular del Día de San Valentín (14 de febrero) coincide con el Miércoles de Ceniza y algunos han preguntado si se dará una dispensa de las obligaciones de ayunar y abstenerse de comer carne», publicó la Arquidiócesis de Chicago.

E indicó que  “la obligación de ayunar y la abstinencia deben ser naturalmente la prioridad de la comunidad católica”.

La Arquidiócesis recomendado celebrar esta fecha la noche de este martes 13 de febrero, que también es el inicio de los carnavales.

Esto impacta a los católicos que el 14 de febrero realizan otro tipo de actividades en pareja, lo cual de acuerdo a este comunicado deben de abstenerse de comer carne.

El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico y anglicano. Se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa. La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de esta celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

Es una celebración litúrgica que cambia de fecha,  ya que tiene lugar en diferente fecha cada año, siempre relacionada con la celebración de la Pascua. Puede acontecer entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.