Los argentinos se cagaron por que el gol más chido de la historia de los Mundiales fue el de Manuel Negrete y no el de Maradona.

En una encuesta de la FIFA en Facebook, el gol de Negrete a Bulgaria en el Mundial de México 1986, fue elegido como el mejor por la raza.

En ese mismo Mundial el Maradona anotó un golazo a Inglaterra, y los argentinos consideraron que debió ser premiado.

La mayoría de los medios buscaron desacreditar los votos que la raza hizo en Facebook.