Los vatos del Estado Islámico (ISIS, en inglés) volvieron a hacerla de bronca al Mundial de Rusia 2018.

La banda islámica volvió a amenazar con armar atentados durante el evento de la Copa del Mundo, que será en Rusia, uno de los países que está en constante alerta ante posibles ataques de yihadistas.

El pedo se puso más intenso, pues los terroristas han deja’o un mensaje directo al presidente ruso Vladimir Putin.

En el mensaje le dijeron que «pagará un alto precio por matar musulmanes».

Anteriormente los vatos yihadistas ya habían amenazado con hacerle daño a Neymar y Messi.

Las amenazas son por que Rusia ha brinda’o apoyo a la dictadura de Al Assad en la guerra siria.