El instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los trabajadores (Infonavit) lanzó el programa Cambiavit, este ayuda a derechohabientes cambiares de casa, ampliar su crédito y  poder acceder a una bolsa de inmobiliaria digital, este esquema beneficiara a un total de 1.7 millones de personas.

Director general de Infonavit, David Penchyna, explicó que este programa fue diseñado debido a que la mayoría de los trabajadores se cambian de residencia hasta siete veces en su vida laboral.

Para poder hace el cambio de hipoteca, los acreditados, deberán contar con: un crédito vigente, tener al menos dos años continuos pagando el crédito, no haber reestructurado su crédito, ser cumplidos y haber pagado por lo menos el %15 del crédito vigente.

 

“El Infonavit debía crear una alternativa para cambiarse de casa sin haber terminado de pagar una hipoteca. Diseñamos un mecanismo con mejore condiciones de crédito para que tengan una mejor solución de vivienda.

“Por ubicación de su fuente de empleo o crecimiento de la familia, la vivienda adquirida ya no cubría o perdía interés, lo que ocasionaba abandono de la vivienda, renta informal o incumplimiento de los pagos de la hipoteca”, explico Penchyna.

 

También deberán tener un comprador potencial de la vivienda actual y contar con recursos líquidos que alcancen para cubrir la diferencia entre le valor de la vivienda nueva y la vieja, así como los impuestos y derechos notariales derivados de la hipoteca.

Los estudios de Infonavit estiman que el programa Cambiavit se utilizara en un a sola vez por acreditado, pero esto puede cambiar de acuerdo a la demanda y al perfil de cada uno y de su realidad laboral.

El universo potencial de este producto es de 1.7 millones de derechohabientes, con un crédito vigente y con los requisitos señalados. Agregó que cuando se trata de un crédito conyugal, si uno de los acreditados está activo en el Infonavit puede hacer el cambio de hipoteca sin importar que su pareja cotice en otra institución como el Fovissste.

El Infonavit resalto que la creación de 3.5 millones de nuevos empleos en el sexenio también generará nuevas necesidades habitacionales.