Katy Perry se presentó con gran éxito en la Arena Monterrey, la cantante californiana logro reunir a 14,500 personas en su primer noche en este magno recinto, sentada en una figura es como les dio la bienvenida a los asistentes.

Fue en punto de las 22:05 cuando la estrella estadounidense arrancó su presentación, suspendida en una estrella y vestida en color dorado, portando al igual unas gafas oscuras.

“¡Buenas noches Monterrey!”, fue lo primero que Perry dijo a sus fans, quienes le respondieron con ensordecedores gritos.

La noche apenas comenzaba y desde la primer canción no dejaba de sorprender con cada escenografía que se montaba en tan solo cuestión de segundos.

 

Una vez entrando en confianza la estadounidense aprovechó para practicar su español con los mexicanos. Fue tanta la ovación que la intérprete de “Firework” se colocó una bandera mexicana y acepto una piñata de regalo.

Fueron más de 6 vestuarios que Katy modelaba en un gran escenario lleno de luces, una enorme pantalla en forma de ojo y escenografías que transportaban al público a un ambiente de fantasía con el tema “Wide awake” nuevamente apareció en las alturas sobre una figura en forma de planeta al ritmo de una guitarra.

Captura de pantalla 2018 05 09 a las 8.38.30 a. m.

El escenario de repente se convirtió en una cancha de basquetbol donde la artista invito a un fanático a un reto gigante de baloncesto

Tras casi 2 horas de espectáculo Katy Perry se despidió con uno de sus temas populares “Firework”.

Finalmente la estrella internacional fue custodiada por 2 patrullas hacia un hotel de prestigio en un municipio de San Pedro, y así reponerse para ofrecer de nueva otro espectáculo en la misma ciudad.