Samuel García acudió a una audiencia a la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del Instituto Nacional Electoral para presentar pruebas y alegatos de la denuncia por delitos electorales contra el gobernador con licencia, Jaime Rodríguez Calderón y 500 servidores públicos del estado.

Anomalías en el proceso de obtención de apoyo ciudadano para su candidatura independiente, indicios de haber recibido apoyo del gobierno del estado de México, firmas fraudulentas, uso de credenciales de elector falsas y cuestiones semejantes a estas e incluso aportaciones de dudosa procedencia.

“El INE hace dos semanas la unidad técnica contenciosa nos notifica ya todas las pruebas que encontró de las pesquisas y de las compulsas, nos señaló fecha para audiencia y alegatos, hoy y prácticamente el INE ya convalido que hay ilícitos suficientes para demostrar inequidad de la contienda y quitarle el registro a Jaime Rodríguez, el ilícito más contundente es que los servidores públicos en días y horas hábiles le juntaron 19 mil firmas a Jaime Rodríguez, eso es delito, es un delito que va de los tres a los siete años de prisión, llevan aparejados multas y destituciones,  y en caso de que seas candidato la pérdida del registro”,
Dentro de la investigación, el INE determinó que en diferentes áreas de gobierno se obligaron a los subordinados a juntar firmas con la amenaza de despedirlos. Además de recolectar firmas en horario de lunes a viernes entre las 9:00 a 18:00 horas, lo que implica que empleados estatales utilizaron recursos oficiales, instalaciones, teléfonos locales y móviles, así como su tiempo que es pagado con recursos públicos, para brindar apoyo al ahora candidato independiente a la Presidencia de la República, dijo el legislador.

“La pretensión puntual es que lo bajen de su candidatura, que su registro sea nulo y lo más importante que lo vinculen a proceso vía la FEPADE, quedaría inhabilitado, no tendría fuero, no podría regresar el 2 de julio y eso nos obligaría a Nuevo León a convocar elecciones extraordinarias para poner un nuevo gobernador tres años”, aseguró.