Al asegurar que no hay nada decidido en la contienda presidencial, José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, buscará convencer a los indecisos para competir con el líder en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador.

Armando Ríos Piter, vocero de la campaña del aspirante, dijo que Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, ha perdido puntos en las encuestas desde su participación en el segundo debate, por lo cual Meade irá por ese «voto útil», principalmente en estados clave como Nuevo León, donde el candidato de izquierda no tiene apoyo.

También criticó que los sondeos de diferentes medios de comunicación están sesgados y no reflejan el panorama completo debido al gran porcentaje de los indecisos y los votantes switchers, quienes precisamente podrían cambiar el rumbo de la elección.

«Cuando uno dialoga con la gente de Monterrey y de los distintos municipios de esta entidad, pues la verdad es que (López Obrador) no termina por amarrar, no le creen, no le tienen confianza en sus propuestas de política pública, y sobre todo, no ven certidumbre y rumbo en cuanto a la visión económica. Por eso estos 30 días son tan importantes», declaró Ríos Piter.

El vocero de la campaña de José Antonio Meade hará un recorrido con la candidata del PRI a la alcaldía de Guadalupe, Cristina Díaz, y también se reunirá con empresarios y organizaciones de la sociedad civil.