Al recibir crueles críticas por sus raíces y modesto empleo, Guadalupe Valero, concursante de Mexicana Universal,  responde a los ataques y dejó claro que no soltará el sueño de triunfar.

La joven de 22 años de edad, originaria de la ciudad de Iguala, envió un mensaje a una persona anónima que la discriminó por las redes sociales escribiendo: “Todas se ven guapas, pero a la de Guerrero se le nota los huaraches desde lejos”.

Durante el último episodio del reality, uno de los jueces la cuestiono sobre los comentarios discriminatorios de ha recibido, solo por ser mesera.

“Mi querida representante de Guerrero, la pregunta va para ti, pero se la voy a dedicar a un pobrecito mequetrefe del que tuve la mala suerte de leer su comentario que me indignó bastante, entonces te hago la pregunta con todo mi corazón, porque sé que vas a responder perfectamente para esa gentuza”, dijo David Salomón, juez de reality.

Lo cual Guadalupe Valero respondió.

“Yo quiero decirle a esa persona que sí, traigo huaraches y me los amarré bien antes de llegar a este concurso, porque estoy bien orgullosa de lo que soy, estoy orgullosa de dónde vengo”, que además de trabajar para un restaurante forma parte de un ballet folklórico. “Estoy feliz y enormemente agradecida con Dios por guiarme hasta donde he llegado”, dijo firmemente en el reality.

Agrego que dentro de 10 años se visualiza siendo dueña de un restaurante y con su propia línea de ropa.

“He sufrido discriminación por ser mesera, por dedicarme a un oficio que me ha enseñado a ser respetuosa, que me ha enseñado a ser tolerante y me ha sacado ese lado servicial que todos los seres humanos debemos tener. Me han humillado, me han dicho malas palabras. Me han mirado y se han creído superiores a mí por ofrecerles un servicio. Pero gracias a este oficio pude pagar mi carrera universitaria yo sola, porque tuve que salir muy joven de casa para poder logarlo. Y hoy estoy a punto de titularme en ingeniería textil y diseño de modas”.