Autoridades hawaianas pidieron los turistas y ciudadanos de Leilani Estates mantenerse alejados de la zona pues podrían verse afectados tras el paso de la lava y los gases tóxicos.

El jueves pasado el volcán Kilauea de la Big Island hizo erupción arrojando roca derretida y fuertes niveles de dióxido de azufre.

Hasta el momento 26 casas han sido totalmente destruidas por la lava y se han presentado 10 fisuras. Luego de la erupción se presentó un sismo de 6.9 el pasado viernes, en consecuencia de la erupción.

Hasta el momento no ha habido decesos pero se han desalojado a 1700 personas que se encontraban cerca de Big Island y de Jardines Lanipuna, para evitar pérdidas humanas.

El Observatorio del Volcán de Hawai anunció que la expulsión activa de lava y gases tóxicos continua.