Dos errores del portero Sven Karius le costaron el campeonato al Liverpool sobre el Real Madrid.

El partido iba a toda madre, al primer tiempo empataban a cero goles. Ya en el segundo la cosa fue un desmadre pa’l portero alemán.

Resulta que pa’l segundo tiempo ya no estaba el Mohamed Salah el mejor jugador de los ingleses. El vato se lesionó en una jugada con Sergio Ramos bien «atascada», como lo calificaron en redes sociales.

En el minuto 51′ de tiempo corrido Karius quiso salir jugando en chinga, pero el Benzemá se avivó y metió el pie. El balón fue desviado hacia la portería pa’ que cayera el primer gol.

Ya sin Salah el partido se puso complica’o pa’l Liverpoool. Pero no le sacaron y pudieron empatar el partido.

Pero no contaban con un golazo del compa Gareth Bale, quien de chilena mandó el balón al fondo de las redes.

La raza enloqueció con tremendo golazo, que se vio con madre. Ahí se puso adelante en el partido el Real Madrid.

Aún con el marcador en contra el Liverpool no se aguitó y buscó el empate. Estuvo cerca en al menos dos ocasiones.

Pero otra regazón del portero del Liverpool acabó con las aspiraciones de levantar la orejona.

Gareth Bale hizo el doblete con un disparo de larga distancia. Aunque parecía que era un tiro sin peligro, el Karuis se atornilló y se le escapó el balón.

Con ese gol el partido se puso 3-1 con el que el Real Madrid pudo levantar el trofeo y coronarse como el tricampeón de la competencia.

Además es su décimo tercera copa que gana en toda su historia.