Si se tendría que describir el estadio Olímpico Kiev en dos palabras esa serías: con madre.

Y es que la final de la Champions se jugará en este estadio, al que le caben más de 70 de banda.

Es el segundo más grande de Europa del este, sólo por detrás del Estadio Luzhinki de Moscú.

También es conocido como Estadio Rojo y fue inaugurado el 12 de agosto de 1923. Aunque le han cambiado un chingo de veces el nombre y ha sido remodelado otras más.

Fue reconstruido pa’ la final de la Eurocopa en el 2012, y ahora así es como se ve.

El estadio ya sólo espera a la raza del Real Madrid y el Liverpool pa’ saber quien será el machín en levantar la orejona.

El partido será este sábado a las 13:45 entre el Real Madrid que busca el tricampeonato y el Liverpool que busca salir de la sequía pues no la gana desde el 2005.