El panista Felipe de Jesús Cantú, quien busca la alcaldía de Monterrey, prometió renunciar a los escoltas y vehículos blindados, protección oficial que le corresponde por reglamento.

El candidato hizo un recorrido este martes en la colonia Tanques de Guadalupe, donde una de las mayores preocupaciones de los vecinos es la seguridad.

Por ello, se comprometió a no hacer uso de camionetas ni de personal de seguridad para protegerse, con el fin de estar al mismo nivel que los ciudadanos.

En contraparte, aseguró que utilizará un automóvil de su propiedad para desplazarse y no generar un costo más al erario.

«Yo no voy a aceptar ni camionetas blindadas ni camionetas oficiales. Se las va a llevar Adrián (las camionetas), él es el que tiene miedo, no yo.

«En mi transporte no le voy a costar a la ciudad», afirmó Cantú.