El rumor de que Ronaldinho se casaría con sus dos novias ya había armado un desmadre en redes sociales.

Pero el astro brasileño dijo que nel, que no era cierta la supuesta boda con sus morras, Priscilla Coelho y Beatriz Souza.

«Es la mayor mentira. No sé de donde surgió eso. Todo el mundo me ha ligado con eso y es una mentira. No voy a casarme», dijo cagado de risa a Globo Esporte.

En Brasil se armó el relajo por la supuesta boda con sus novias quien se llevan con madre en la mansión del ex jugador en Río de Janeiro.

El ‘suertudote’ comenzó a cotorrear con Beatriz en el 2016 y años después comenzó una relación con Priscilla.

Las dos morras reciben una mensualidad de mil 500 libras, como casi 40 mil varos mexicanos, por parte del jugador.