La libertad de expresión contribuye a ejercer otros derechos y libertades fundamentales como la libertad de prensa, los derechos de reunión, de asociación, de petición y de participación política.

La libre manifestación de las ideas está consagrada en nuestra Carta Magna en los artículos 6º y 7º, por el gobierno del Presidente Miguel Alemán Valdés, estableció 7 de junio de 1951 como el Día de la Libertad de Expresión en México.

La lucha por la libertad de expresión nos corresponde a todos, ya que es la lucha por la libertad de expresar nuestras propias ideas. Respetar la libertad de los demás a decir cualquier cosa, por más ofensiva que la consideremos, es respetar nuestra propia libertad de palabra.

La libertad de expresión es un derecho para todos los ciudadanos y una herramienta esencial para que los periodistas puedan cumplir con su labor. Es un derecho humano básico, constitucional, fundamental: inherente y necesario a la naturales humana.

La UNESCO, mencionó que es una fecha para recordar que los gobiernos de los países respeten sus compromisos con la libertad de palabra, de información y de expresión.