Todos los mexicanos somos unos mal pensados, pues la reunión de los jugadores de la Selección no fue pa’ una orgía, sino pa’ festejar al Chicharito.

Resulta que el compa Javier Hernández andaba de festejo por su cumpleaños, por lo que organizó una fiestecita a donde fueron todos los jugadores de la Selección.

Pero el vato negó que hubieran mandado traer 30 morras, incluso dijo que se le hacía vergonzoso que lo manejaran así.

El morro dijo sentir vergüenza por la versión que circuló de las 30 escorts que hubo en el cotorreo.

“Lo que sí me avergüenza y da risa tener que aclarar, porque lo peor es que hay gente que se la cree, es que jamás hubo escorts.

«No se pagó por ningún tema similar a eso, es una falta de respeto para todos los invitados que estuvieron, también para los familiares. Duele porque se dice por todo el país esos temas que inventan, pero sabemos que hay cosas en este país que es muy difícil cambiar”, dijo el morro.

Aunque no aclaró nada de las fotos donde se ve al HH recibiendo a unas morras, mismas a las que despidió por la mañana.

Además dijo que si tuvieran la oportunidad de volverlo a hacer, no lo harían.