Alejandra Bital Anaya, originaria de Chihuahua, fue condenada a 27 años de cárcel luego de asesinar a su mejor amiga para quedarse con su bebé, pues había fingido durante casi 9 meses que estaba embarazada para retener a su actual pareja.

El 10 de junio de 2016 la víctima salió de casa con sus tres hijos, dos menores y la recién nacida, se dirigía a ver a su amiga Alejandra, quien los recogió en la ciudad de Meoqui, a bordo de una Van, en la cual, los llevó hasta las orillas de la presa del Carrizo, ubicada en el municipio de Julimes.

Al bajar del auto Alejandra golpeó a su amiga Daniela por la espalda, provocando que cayera al suelo inconsciente, posteriormente la arrojó al río, mientras los hijos de Daniela se encontraban en el interior de auto.

Alejandra se dirigió a la casa de la mamá de Daniela Guadalupe para entregarle a los niños menores, y dijo a la abuela que Daniela Guadalupe Castañeda Mercado estaba con su hija y que se encontraban bien.

Daniela no regresó a casa por lo que la mamá la reportó como desaparecida, horas más tarde se encontró el cuerpo de Daniela al interior del río.

El día del crimen Alejandra había fingido dar a luz, sin embargo la hija de Daniela fue identificada y devuelta con su abuela.

Tras dos años del crimen se estableció una sentencia de 27 años de cárcel.