El candidato Ricardo Anaya estuvo presente en la Universidad Iberoamericana como parte del encuentro con estudiantes de la institución que han tenido los candidatos presidenciales. Luego de ser entrevistado por Jorge Ramos quien lo cuestionó sobre la marihuana y el aborto, fue despedido con gritos de «¡Presidente!»

Durante la entrevista, Anaya aprovechó para aclarar que no espera que ninguno de sus contrincantes decline y mucho menos que se una a su proyecto de nación, pues asegura que él no dará continuidad ni al gobierno de Enrique Peña Nieto ni al de Felipe Calderón, pues al contrario busca hacer un cambio a fondo.

Este comentario fue en respuesta al cuestionamiento de Jorge Ramos por no haber señalado los errores de Calderón por el incidente de la guardería ABC donde fallecieron 49 niños, asegurando que no le cree que sea un candidato antisistema cuando en ese momento estuvo con el sistema, en respuesta, Anaya re afirmó su postura de presentar un cambio a fondo, negando pacto con Peña Nieto y asegurando que no extraña la violencia del sexenio de Calderón.

Al preguntarle sobre su postura sobre el matrimonio igualitario, el candidato se dijo a favor además de rechazar cualquier forma de discriminación pues México es un país de libertades.

“Independientemente de las creencias de cada quien, es un tema que ya está resuelto en nuestro país y las resoluciones de la Corte se deben acatar”, aseguró.

Aunque respecto al aborto no se mostró tan abierto, pues se declara a favor de la vida, sin embargo recalcó que no apoya la criminalización de las mujeres al respecto.

“Estoy a favor de la vida y sí creo que es un ser vivo el que está en el vientre de su mamá, estoy a favor de un ser vivo que tiene derechos, por el hecho de ser una persona”, dijo el candidato por la coalición ‘Por México al frente’.

Al retirarse del auditorio José Sánchez Villaseñor, mismo que se encontraba lleno de estudiantes, el candidato fue ovacionado por la multitud gritaba «¡Presidente!»