Los jugadores de la Selección mexicana tuvieron su despedida pa’ irse al Mundial de Rusia 2018, y lo hicieron en grande.

Los vatos organizaron un pachangón en una casa de las Lomas de Chapultepec. El cotorreo se hizo después del partido que ganara México a Escocia en el Estadio Azteca.

Pese a eso, los jugadores no tendrán ningún castigo, pues no rompieron ningún código de conducta, pues estaban en su día libre.

Sin embargo, el entrenamiento de este martes en Copenhague no fue nada cómodo pa’ los vatos pues ni siquiera se acercaron a saludar a la prensa, cuando normalmente sí lo hacen.

Y es que la noticia del cotorreo le dio la vuelta a todo el mundo, por lo que toda la raza puso los ojos en la Selección.

Esta no es la primera vez que los nacionales se ponen en el ojo del huracán, pues en anteriores ocasiones les ha costado la suspensión de hasta seis meses por un cotorreo similar.

Pese a que andaban serios con la prensa, los jugadores hicieron bromas durante el entrenamiento de este martes en Copenhague. Este sábado enfrentan a Dinamarca en su último juego antes de comenzar el Mundial.