La sonda Curiosity, que actualmente se encuentra vagando por Marte, encontró evidencia en rocas que indican que en algún momento pudo haber alguna forma de vida antigua en el planeta rojo.

Esto no quiere decir que los marcianos existen o existieron, la NASA aclaró en su página de internet que, si bien este descubrimiento es un signo positivo para futuras misiones en la superficie e interior de Marte, no implica que se trate de evidencia de vida en sí.

Lo que encontraron consiste en material y moléculas orgánicas en rocas sedimentarias, mismas que tienen una antigüedad de tres billones de años. Este hallazgo se llevó a cabo en la superficie del planeta. Además se encontraron variaciones en los niveles de metano en la atmósfera que reflejan estaciones del año marciano.

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Ciencias en los cuarteles generales de la NASA, dijo que estos hallazgos les indican que van por el camino correcto en la búsqueda de evidencias de vida en Marte, además de mostrarse confiado de que futuras misiones en el planeta revelarán asombrosos hallazgos.

Jen Eigenbrode del Goddard Space Flight Center de la NASA,aclaró que aun no se ha determinado el origen de las moléculas orgánicas y que se puede tratar de una forma de vida antigua, alimentos de seres vivos o que haya existido en ausencia de organismos vivos; el autor del estudio también dijo que esta materia orgánica guarda pistas a la comprensión de las condiciones y procesos planetarios de Marte.