Aunque los candidatos pidan más abrazos y menos balazos, las reglas del INE para el tercer y último debate de los candidatos presidenciales cambiaron y una de ellas es que ya no se podrán levantar de la mesa que habrá por lo que no se podrán acercar a sus contrincantes.

El presidente de la Comisión de Debates, Benito Nacif, señaló en una entrevista que otra de las reglas es que, a pesar de que el debate se llevará a cabo en Mérida, el código de vestimenta sugiere uso de traje y corbata tanto para candidatos como moderadores, por lo que el uso de guayaberas no estará permitido.

Esta decisión fue de los propios candidatos, además el lugar donde se llevará a cabo el debate contará con aire acondicionado, por lo que el clima de la ciudad no será inconveniente para su outfit formal.

Como regla de conducta se acordó que ninguno de los candidatos podrá levantarse de la mea redonda donde estarán sentados, mucho menos cuando otro de los candidatos tenga uso de la palabra.

Nacif agregó que se mantiene la regla sobre los materiales de apoyo además de prohibir el uso de cualquier aparato electrónico.

Los candidatos tendrán oportunidad de presentar información de contacto pero únicamente a través de las plecas que colocará la producción.

Benito Nacif hizo énfasis en que este tercer debate no abrirá con una pregunta genérica, pues los candidatos ya han tenido oportunidad en los dos debates anteriores de presentar sus ideas a los ciudadanos, por lo que hablaran directamente de sus ideas, aclaraciones además explicar los ‘cómos’ de sus propuestas.