Una banda de hackers logró extraer 10 millones de dólares del Banco de Chile, la mayor parte del dinero terminó en cuentas de bancos en Hong Kong.

El banco como medida de prevención desconectó más de 9 mil sucursales para evitar robaran más dinero.

Los hackers intentaron sacar grandes candidades e inciaron transacciones fraudulentas, el banco logró darse cuenta de dicha operación para cancelar algunos procesos, sin embargo cuatro transacciones resultaron éxitosas para los atacantes.

Segun un informe de Microsof, asegura que el ataque fue por una banda a nivel mundial, posiblemente de Europa del Este o de Asia.

Mientras tanto el Banco de Chile ya presentó una denuncia en Hong Kong.

Este caso es el más grande ataque cibernético en Chile.