Luego de que Estados Unidos invitara a Canadá a un acuerdo bilateral en vez de renegociar el TLCAN, el primer ministro Justin Trudeau dice «no, gracias» y Donald Trump, en modo novio despechado, se desquita en twitter de este rechazo. 

Justin Trudeau declaró el miércoles pasado que es «mejor» un acuerdo comercial trilateral que incluya a los tres países de América del Norte, si bien no rechazó la idea de un posible pacto con Estados Unidos, si externó su preferencia de incluir a México en el Tratado de Libre Comercio. 

«En varias ocasiones hemos oído el interés del presidente (Donald Trump) hacia acuerdos bilaterales en vez del trilateral. La posición de Canadá siempre ha sido que el planteamiento trilateral es mejor para Canadá, México y para Estados Unidos», dijo Trudeau en Ottawa.

«Creemos que demostrar la fortaleza del TLCAN como una sólida comunidad cuando encaramos el mundo es una ventaja para los tres y vamos a seguir negociando de esa forma», agregó el mandatario canadiense.

Ante estas declaraciones, Trump no podía quedarse callado, por lo que uso su cuenta de twitter, como suele hacerlo, para desquitarse tras el desaire del Primer Ministro. 

Camila Cabeio 3

Por favor alguien dígale al Primer Ministro Trudeau y al Presidente Macron que están cobrándole a E.U tarifas masivas y creando barreras no monetarias. El superávit del acuerdo de la Unión Europea con Estados Unidos es de $ 151 billones y Canadá deja a nuestros granjeros y otros afuera. No puedo esperar a verlos mañana. 

El Primer ministro Trudeau está siendo tan indigno, mencionando la relación que E.U y Canadá tuvieron por los muchos años y todo tipo de otras cosas…pero no menciona el hecho de que nos cobran más del 300% en lácteos, dañando a nuestros granjeros, ¡Matando nuestra agricultura!

Ambos mandatarios tendrán que verse las caras el viernes 7 de junio, pues tanto Canadá como Estados Unidos participarán en la cumbre G7, misma que se llevará a cabo cerca de la ciudad canadiense de Quebec. 

Justin Trudeau señaló en una entrevista esta semana que la cumbre G7 será escenario de la tensión entre Estados Unidos, sus aliados europeos y Canadá. 

En la cumbre G7, reúne a los siete países más desarrollados del mundo, por lo que el mandatario canadiense expresó que mantendrán conversaciones «muy, muy francas» referentes a los aranceles que Trump impuso a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Canadá, la Unión Europea y Japón.