Un hombre fue detenido en Tijuana, Baja California, y extraditado a los Estados Unidos debido al delito de abuso sexual y violación.

Agentes de la Policía Ministerial emplearon una orden de captura a José Iñiguez, quien también se hacía llamar Antonio Iñiguez o Antonio Placencia, el cual era buscado en E.U.A.

Según información brindada por el FBI, el presunto violador es de origen mexicano y era buscado por 14 cargos de agresión sexual contra al menos 5 menores de edad, incluida una de sus hijas.

Al parecer, Iñiguez ha estado involucrado durante 18 años en numerosos episodios sexuales con integrantes de su familia, desde el 11 de enero de 1999 hasta el 18 de julio del 2017, quienes en ese entonces no tenían la mayoría de edad.

Todas las víctimas eran menores de 14 años al momento de las agresiones.

Elementos de la Policía Federal Ministerial, organización afiliada a la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol de la Agencia de Investigación Criminal, localizaron al delincuente mientras se encontraba en Tijuana.

Su captura se realizó en pleno cumplimiento de la orden de detención provisional con fines de extradición internacional, la cual fue girada por un juez de distrito.