158 miembros de la Iglesia católica, se encuentran bajo investigación luego de que se les relacionara como autores o encubridores de casos de abuso sexual a menores y adultos. Desde obispos hasta sacerdotes se encuentran en la lista revelada el lunes por la Fiscalía Nacional.

Estos casos son hechos ocurridos desde 1960 a la fecha involucrando a 266 víctimas de las cuales 178 son menores de edad, 31 son adultos y hay otros 58 ‘sin precisar’.

La  Fiscalía incluyó a todos los que formaban parte del clero como obispos, sacerdotes, presbíteros, párrocos o personas vinculadas a establecimientos educacionales así como personas pertenecientes a la vida consagrada como hermanos, monjes, frailes y religiosos.

Actualmente hay 34 investigaciones vigentes con diligencias pendientes y 107 ya concluidas. En 23 de los casos hubo sentencias condenatorias y en solo uno de los casos, absolución.

El Papa Francisco ha aceptado la renuncia de cinco obispos chilenos además de criticar duramente el trato que las jerarquías de la iglesia chilena le ha dado a las denuncias de las víctimas.