El peleador irlandés de artes marciales mixtas, Conor McGregor, se declaró culpable de darle en la torre a un bus ante un tribunal de Brooklyn.

El compa evitó ser sometido a juicio y enviado a prisión, por que se le acusaba de la perturbación del orden público.

A principios del mes de abril, el Conor atacó un chencho de luchadores de la UFC. Al vato le quitaron los cargos a cambio de realizar jales de interés general y una formación pa’ mantener el control de sí mismo.

«Quiero decir que estoy agradecido con el fiscal y el juez por permitirme seguir adelante. Quiero decirles a mis amigos, mi familia, mis fanáticos, gracias por el apoyo», se peinó.

Además del irlandés, Cain Cowley también fue declarado culpable por colaborar con Conor y la sentencia fue la misma pa’ los dos.