Muchas personas disfrutan de películas de terror que nos acercan a eventos paranormales, aunque a veces la realidad detrás de algunas de esas películas es más aterradora de lo que nos muestran las historias que nos cuentan. Estos son algunos eventos reales que sucedieron mientras filmaban algunas películas de terror.

EL EXORCISTA (1973)

Quizás una de las producciones más accidentadas en películas de terror fue esta. Primero se retrasó la filmación por un incendio en el set, mismo que destruyó gran parte de lo que se supone era la casa de la niña poseída siendo su habitación la única que quedó intacta tras el incidente.

Durante la filmación Ellen Burtyn, la madre de Reagan, salió lastimada durante una de las escenas, la misma Linda Blair se lesionó la espalda durante una de las escenas de posesión. Se rumora que la escena no se volvió a filmar, por lo que los gritos de la joven son de real dolor.

Aunado a estos, varias personas cercanas a quienes participaron en la producción fallecieron, entre ellos algunos actores una vez que terminaron grabaciones. Probablemente el incidente más escalofriante fue el que le ocurrió a Mercedes McCambridge, quien daba vida a la demoniaca voz de Reagan, pues su hijo asesinó a su esposa e hijo antes de quitarse la vida.

LA POSESIÓN (1976)

La película que presenta al hijo del anticristo también fue víctima de varios accidentes incluso antes de empezar grabaciones.
El primero involucraba al actor principal Gregory Peck y al guionista David Seltzer, quienes viajaban en vuelos separados para acudir a una grabación cuando sus aviones fueron impactados por un rayo mientras estaban en el aire.

El mismo actor Peck, se salvó en otra ocasión al cancelar de última hora un vuelo, ese avión se estrelló y todos los pasajeros que iban a bordo murieron en el accidente.En la película se utilizaron algunos animales, que se comportaron de manera mucho más violenta de lo usual durante las grabaciones. Una escena se grabó en un zoológico donde tiempo después uno de los cuidadores falleció luego de ser atacado por un león; otro incidente fue con una jauría Rottweiler quienes atacaron a sus cuidadores.

Esta película se convirtió en un clásico del cine de terror además de ser reconocida en su tiempo por presentar una de las escenas de decapitación más impresionantes de la década. Este hecho no sería escalofriante si no fuera porque un año después del estreno de la cinta, el director de efectos especiales, John Richardson, tuvo un accidente en coche mientras iba acompañado de su novia, quien falleció al ser decapitada en una forma muy similar a la que ocurre en la película.

EL BEBE DE ROSEMARY (1968)

Esta es una de las primeras películas que retrata una secta satánica que utiliza a una mujer embarazada para que tenga al hijo del diablo. Poco sabía el director Roman Polansky que vería su película convertido en una de sus peores pesadillas.

Varias de las personas involucradas en esta película tuvieron vivencias desagradables, como el aspecto demacrado de la actriz principal Mia Farrow, quien era víctima de violencia familiar a manos de su famoso esposo Frank Sinatra, el productor William Castle quien tuvo que ser hospitalizado por una falla renal al mismo tiempo que el compositor Kryztof Komeda estaba en el mismo hospital por un coágulo cerebral que le causo la muerte, siendo su trabajo en ‘El bebe de Rosemary’ su último.

Sin embargo, la peor experiencia se la llevó Polansky, quien en Agosto de 1969, un año después del estreno de esta película, encontró a su esposa Sharon Tate muerta junto con otros cuatro amigos a manos de la secta ‘La Familia’ comandada por Charles Manson. Su esposa se encontraba en el octavo mes de embarazo cuando fue asesinada.

POLTERGEIST (1982)

Esta saga de terror sobre espíritus que amenazan la tranquila vida de una familia americana también cobró víctimas tras su producción. Dominique Dunne, quien representaba a la hija adolescente de la familia, fue estrangulada por su novio menos de seis meses después del estreno de la película. La siguiente víctima fue Julian Beck, quien falleció antes del estreno de la secuela a los 60 años y finalmente la pequeña niña Heather O’Rourke quien perdió la vida a los 12 años por una enfermedad estomacal que le provocó envenenamiento sanguíneo.

Probablemente nada de esto hubiera pasado si no hubieran utilizado esqueletos reales en una de las escenas clímax de la película.

THE TWILIGHT ZONE (1982)

Mientras grababan una escena para la película de ‘La Dimensión desconocida’ el actor Vic Morrow y los dos niños de 7 y 6 años que estaban con él, fallecieron por un accidente con un helicóptero durante la escena.
Morrow y uno de los niños murieron decapitados mientras que el otro menor falleció al ser aplastado por la aeronave.

TRES HOMBRES Y UNA BEBE (1987)

Esta no es una película de terror, al contrario, es una comedia. Sin embargo, es recordada por una escena donde uno de los hombres carga al bebe y al fondo, entre las cortinas se ve a un niño parado frente a la ventana. La leyenda urbana alrededor de este hecho es que el niño fue asesinado en el departamento donde se rodó la película.

Los productores intentaron desmentir el rumor diciendo que la imagen del niño no era más que un cartón que había sido olvidado por otra producción que había trabajado en el mismo inmueble antes que ellos. Este momento de la película seguirá siendo un misterio.

EL MAGO DE OZ (1939)

Otra película que no es de terror pero que quedará marcada como tal por el supuesto suicidio de uno de los actores que quedó en el corte final de la película.

Esta adaptación del clásico infantil tampoco salió bien librada durante su producción, pues esta proyecto de efectos especiales tan ambiciosos pusieron en riego la vida de sus actores, como Margaret Hamilton quien tenía que ponerse maquillaje verde tóxico para encarnar a la Bruja del Oeste, así como el interprete del Hombre de Hojalata quien también estuvo en peligro de muerte por culpa del polvo de aluminio que usaban para el personaje.

La escena que se convirtió en leyenda es donde uno de los actores enanos que encarnaban al pueblo de los Munchkins, supuestamente cometió suicidio en el set durante el rodaje; en el video se observa como entre los árboles del fondo cae una figura y se queda colgando. Los productores intentaron darle una explicación lógica argumentando que algo que era parte de la escenografía se cayó, sin embargo, los fans de lo inexplicable prefieren creer que se trató de un suicidio.

EL CUERVO (1994)

Esta película, que probablemente sea de las favoritas de tus amigos darks fue la primera y única que protagonizó el hijo del legendario Bruce Lee, Brandon Lee, quien misteriosamente falleció durante la filmación de una escena de la película donde varios sicarios le disparan.

Aparentemente, una de las pistolas tenía balas de verdad, mismas que impactaron el abdomen del actor, quien cayó de la mesa, como se supone debía de hacerlo su personaje, y cuando dijeron ‘corte’ ya no se pudo levantar. Tras seis horas de cirugía y múltiples intentos de revivirlo, fue declarado muerto el 31 de marco de 1993.

Se rumora que la escena donde Brandon Lee es asesinado quedó en el corte final de la película.

Quizás una casualidad de la vida real y la película es que, en la última película protagonizada por su padre, Bruce Lee, su personaje era un famoso actor que muere tras recibir un disparo durante el rodaje. Existen varios rumores alrededor de la muerte de ambos, desde las mafias chinas e italianas hasta los maestros del kung-fu enfurecidos porque Bruce Lee usara esta arte marcial en sus películas.

Tras su muerte, algunas de las escenas de Lee tuvieron que ser completadas con dobles y efectos especiales, como la escena donde su personaje, Eric Draven, regresa para vengar a su novia y se maquilla como “El Cuervo” frente a un espejo roto. Quizás es por esto por lo que la cinta se ganó el título de “película de culto”.