Una niña de dos años falleció la tarde del 25 de julio dentro de una camioneta que estaba estacionada en su domicilio en el Fraccionamiento Cañaveral en Los Mochis, Sinaloa.

Los padres no se dieron cuenta que la menor salió a jugar y se escondió en la camioneta donde quedó encerrada.

Debido a que la menor no pudo abrir la puerta de la unidad y el calor sofocante de 38 grados centígrados en la ciudad provocaron el fallecimiento de la menor.

La niña identificada como Dalani N. fue encontrada por sus padres en la camioneta inconsciente por lo cual la trasladaron de inmediato a una clínica, pero desafortunadamente falleció de deshidratación.