Si así como lo lees, increíble pero cierto hay una mujer que tiene el poder en sus manos pues sin problema puede cruzar el portón del muro fronterizo las veces que ella quiera.

Eloísa Tamez, vive en Texas en un inmenso terreno que le fue heredado por sus padres, ellos pertenecían a los apaches del grupo lipán.

Los apaches eran los dueños de unas inmensas tierras ubicadas en un pueblo fronterizo llamado “El Calaboz” desde mucho antes de que se pusiera el límite entre Texas y México.

En el 2006 el ex presidente de los Estados Unidos, George W. Bush decidió colocar una enorme valla en la frontera, afectando el terreno de Eloísa.

Tamez, quien trabaja como profesora de enfermería impuso una demanda al Gobierno Federal, misma que perdió y en el 2009 recibió una “compensación” de 56.000 dólares los cuales donó a becas de enfermería.

Las autoridades federales decidieron otorgarle una clave que le permite abrir el portón que está en el muro para poder tener acceso al otro lado de sus tierras.

«Es muy triste ver lo que sucedió a mi propiedad, que era valorada por mis padres, no por el dinero, sino por lo que la tierra producía para nosotros, porque mi padre era granjero”.

Ahora en caso de que se construya el muro fronterizo que propone Donald Trump, actual presidente de los Estados Unidos, saldrán a relucir más casos como el de Eloísa, de personas que serán afectadas dividiendo sus propiedades con el muro.