La política de «cero tolerancia» de Donald Trump, sigue separando familias en la frontera sur de Estados Unidos y el cuidado a los menores de edad separados de sus familias en los centros de detención para migrantes demuestra constantemente su ineficiencia, pues además de niños enfermos ahora una pequeña de seis años fue víctima de abuso sexual por parte de otro menor de edad, presuntamente adolescente, que también se encuentra detenido en uno de estos centros en Arizona.

De acuerdo con el periódico estadounidense ‘The Nation’ se dieron cuenta del abuso porque la niña, identificada como D.L, presentó comportamiento sexualmente inapropiado por aproximadamente una semana, por lo que suponen que el abuso sucedió en este periodo en el centro de detención Casa Glendale, en Phoenix.

La niña y su madre cruzaron la frontera en mayo, huyendo de la violencia de pandillas en Guatemala cruzaron la frontera por El Paso, Texas, donde fueron separadas y enviadas a diferentes centros.

400 4

Tras el incidente, la medida que tomó el centro de detención fue hacerle firmar a la niña un formulario donde le recomendaban mantener su distancia del niño que supuestamente había abusado de ella, esto sucedió en junio del presente año. Fueron miembros del Southwest Key Program quienes lograron contactar al padre de la menor, un migrante que vive en California, para informarle del incidente además; se sabe que hubo otras niñas que también fueron víctimas de abuso.

El padre de D.L solicitó hablar con un trabajador social del centro para recibir más detalles sobre el estado de salud y emocional de su hija tras el incidente, sin embargo, no recibió respuesta de ninguno de los trabajadores del centro.

No fue si no hasta finales de junio que el padre de la menor fue informado que la niña había seguido sufriendo de abuso por parte del adolescente, el padre pidió que le dieran más detalles pues no podía entender como era posible que este hecho se hubiera repetido, sin embargo, los miembros del Southwest Key Program se negaron a darle más detalles al respecto.

fue con la ayuda de la organización ‘Families Belong Together’, grupo que se encarga de defender y proteger los derechos civiles de los migrantes,  que la familia de D.L pudo ser reunida nuevamente. Se desconoce si la familia tomará acciones legales contra el centro o el menor por el crimen del que su hija fue víctima.

400 5

 

Te podría interesar 

Hollywood protesta, de nuevo, contra Trump leyendo carta de una madre migrante separada de su bebé

Le dan en su mauser a la estrella de Trump en Hollywood