Pasear en tirolesa no se ve tan arriesgado y es una de las atracciones más demandantes en los parques de diversiones extremos e incluso son a menudo muy solicitadas por la gente que le gusta hacer deporte, sin embargo en esta ocasión un padre decidió subirse a la tirolesa con su hijo sin imaginarse que quedarían atorados a mitad del camino.

Lo más impresionante de todo es que la tiroteas esta ubicada sobre un estanque lleno de cocodrios procedentes de Cuba y Egipto.

El accidente ocurrió el pasado sábado en Gatorland un parque de diversiones ubicado en Orlando, la tirolesa cuenta con una altura de 12 metros.

Padre e hijo estuvieron cerca de 10 minutos atorados en la tirolesa hasta que llegó uno de los trabajadores del parque para ayudarles a avanzar.

Las imagines que circulan en internet pertenecen a Stewart Moor, quien se encontraba paseando en el mismo parque y le tocó ser testigo de los acontecido e incluso al grabar el video comienza con los cocodrilos haciendo la siguiente pregunta:

¿De verdad crees que estás teniendo un mal día? Déjame mostrarte cómo es realmente un mal día.

Mientras tanto encargados del parque lanzaron un comunicado asegurando que el incidente se ocasiono a causa de las fuertes ráfagas de viento y descartaron que existiera algún peligro pues lograron poner a salvo a los visitantes.

Friend of mine at Gatorland with his son to go zip lining. Spotted a different father and son stuck on the line – high above several alligators WESH 2 News

Posted by Stewart Moore on Saturday, July 7, 2018