El grupo de 12 menores y su entrenador de futbol que quedaron atrapados en una cueva al Norte de Tailandia hace dos semanas, por fin han podido comunicarse con su familia a través de cartas.

Los cuerpos de rescate de la marina Tailandesa hicieron públicas las correspondencias en su perfil de Facebook, luego de haberlas llevado a los familiares de los atrapados.

Entre los mensajes que enviaron los niños, están los siguientes:

«No se preocupen por mí, los hecho de menos a todos. Los quiero. Yo estoy bien, mis hermanos marines me están cuidando», escribe Mike.

«Estoy bien, solo un poco de frío, pero no se preocupen por mi. No se vayan a olvidar de mi fiesta de cumpleaños», dice Night, quien cumplió años estando al interior de la cueva.

El grupo de 12 niños cuyas edades van de entre los 11 hasta los 16 años, y el adulto de 26 años que los acompañaba fueron encontrados el pasado lunes en una pequeña isla de terreno seco la cual se ubica 4 kilómetros dentro de la caverna.

Su localización pudo conseguirse gracias a las más de 1 300 personas que trabajaron arduamente durante 9 días.

Cuando estos fueron hallados, se encontraban visiblemente más delgados pero sin ninguna herida o en un estado de salud crítico.

«Todos los niños están bien. El equipo de rescate nos está cuidando. Prometo que yo también cuidaré de los niños lo mejor que pueda. Gracias por el apoyo y por favor acepten mis disculpas», escribe Ekapol Chanthawong, el entrenador del equipo de fútbol «jabalíes salvajes» quien también se encuentra atrapado con los menores.

Luego de esto, las fuerzas de auxilio pretenden dar por comenzada la segunda fase del rescate: la salida de los jóvenes al exterior de la cueva.