La NFL sigue con la intención de traer a México los partidos de una temporada regular. Pero ahora busca que sea en otro lugar a pesar de que se sienten chido en la Ciudad de México.

El director de la NFL México, Arturo Olivé, cotorreó que se han acercado a algunos clubes de la Liga MX. Mencionó que están interesados en llevar los partidos a algunos de estos estadios.

Uno de ellos sería el BBVA Bancomer, casa de los Rayados, mientras que el otro sería el de Tigres, pero este aún no está construido.

«Ojalá que podamos contar con un estadio como el que se plantea para Tigres y pudiera dar ese aforo interesante y ampliar las opciones que tenemos en el país», dijo.

El mero mero mencionó que de realizarse el proyecto que Tigres ha mencionado por varios años pero que aún no se concreta, llevaría mano.

«Es más tema de infraestructura. Es limitada en capacidad el Estadio Akron (49 mil 850) y en Rayados (53 mil 500). Sabemos que Tigres tienen proyecto de 70 o 75 mil personas y estaría bien en términos de tamaño y capacidad», dijo.

Sin embargo, Tigres lleva años tratando de concretar uno de los proyectos que tienen pa’ su nueva casa.