Scarlett Johansson desató la polémica en Hollywood y el mundo al aceptar protagonizar la película «Rub & Tug» en la que dará vida a Dante «Tex» Gill, hombre transgénero que trascendió en la década de los 70’s por sus populares salas de masajes vinculadas a la industria sexual clandestina.

Antes de adentrarnos a los detalles de la polémica ¿Quién era este personaje?

hueva 13 1

A finales de los 70’s, existió un hombre de nombre George Lee, quien originalmente tenía control de diversos salones de masajes en los que también se ofrecían servicios sexuales de manera ilegal. Este negocio era tan lucrativo que, cuando Lee fue asesinado, se inició una batalla clandestina por tomar el control de estos lugares.

Fue entonces donde «Tex» se convirtió en la mano derecha del nuevo jefe además de tomar posesión de distintas salas de masajes en Pittsburg.

hueva 14El nombre original de Dante Gill era Lois Jean Gill, así es, una mujer; Louis era lesbiana, pues se casó con una mujer de nombre Cinthia,  tenía sobre peso y le gustaba usar el cabello corto con las patillas largas y usar ropa de hombre; «Tex» era lo que hoy en día conocemos como transexual.

Es ahí dónde empieza el problema, primero que nada, con esa descripción es difícil entender cómo es que la primer actriz que vino a la cabeza del director para interpretar a «Tex» sea Scarlett Johansson.

El segundo es el tema de la inclusión, pues muchas personas en redes sociales, en particular transexuales, se han promulgado en contra de que Johansson sea quien dé vida a este personaje, pues consideran que ese papel debía de ser para un actor transexual.

El argumento de quienes desaprueban esta decisión es sencillo, no hay actores transexuales en hollywood haciendo personajes cisgénero (persona cuya identidad de género concuerda con el género de nacimiento) pero sí hay actores cisgénero representando este tipo de personajes y siendo reconocidos con premios por su gran actuación, tal es el caso de Eddie Redmayne con «La Chica Danesa» y Jared Leto en «Dallas Buyers Club».

La controversia se desató aún más cuando un representante de Scarlett Johansson respondió ante la crítica diciendo » Díganle (a los críticos) que pueden dirigir sus comentarios a Jeffrey Tambos, Jared Leto y a los representantes de Felicity Huffman» aludiendo a los actores masculinos que han sido reconocidos por interpretar papeles trans.

A esta polémica, se sumaron los tuits de distintos actores trans, quienes se sintieron ofendidos tras las declaraciones de los representantes de Johansson y decidieron responder en sus redes sociales.

«Oh, ¿En serio? Entonces ¿Pueden seguir interpretándonos pero nosotros no podemos interpretarlos a ustedes? escribió la actriz trans Trace Lysette, agregando «Hollywood está jodido. No estaría tan disgustada si yo apareciera en las mismas salas que Jennifer Lawrence y SCarlett por roles cis, pero todos sabemos que ese no es el caso» Que desastre.

La actriz agregó más tarde «Se dan palmaditas en la espalda con trofeos y galardones por imitar lo que hemos vivido…es tan retorcido. Estoy tan harta»

 

Por otro lado, la actriz Jamie Clayton, quien alcanzara reconocimiento por su participación en la serie Sense8,  dijo «Los actores trans nunca llegan a una audición por nada que no sea personajes trans. Ése es el verdadero problema. Ni siquiera podemos entrar en la sala. Denle papeles a actores que SON trans con personajes que NO son trans. Los reto»

Esta no es la primera vez que la actriz y el director Rupert Sanders enfrentan la crítica por un tema similar, pues la última vez que ambos trabajaron juntos fue en la película «Ghost in the Shell» misma que estaba basada en un anime y fue duramente criticada por los fans por darle el papel protagónico a Johansson y no a una actriz de origen asiático.

La película fue castigada por los fans, pues no logró el éxito en taquilla esperado, además de no estar entre las favoritas de los críticos.