Violenta jornada se ha vivido las últimas horas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, luego de que se desatara una persecución y balacera en la colonia Concordia entre civiles armados y elementos de la Fiscalía de Personas no Localizadas de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT).

Los hechos ocurrieron alrededor de las ocho de la noche del pasado lunes, cuando se escucharon las primeras detonaciones en la avenida Emiliano Zapata esquina con Reforma.

Ante la alerta, algunos automovilistas descendieron de sus vehículos y se tiraron al piso, y otros más permanecieron dentro de sus unidades. En el lugar, se encontraba un autobús de la línea Omnibus de México, con el número económico 5167, el chofer de la unidad resultó herido de bala por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital General.

 

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de la Marina y la Policía Ministerial arribaron al lugar para apoyar, lo que inició una persecución en varios puntos de la ciudad, como una plaza comercial donde por lo menos una persona resultó herida por una bala perdida.

Luego de este incidente, la madrugada del martes se registró otra balacera y más enfrentamientos entre pistoleros y elementos de la Sedena, mismos de los cuales aun no se tienen informes oficiales de abatidos o heridos.