Termina Sultanes con la sequía de títulos

207

El pelotero Ramiro Peña había sido el villano en el quinto partido, con el que se pudieron coronar los Sultanes.

Sin embargo, ese resbalón fue corregido en el sexto de la serie al ser el héroe que le diera a la novena regia su décimo campeonato.

Ya en casa el sexto duelo se lo llevó Sultanes por 3-2 ante los Guerreros de Oaxaca.

Con la pizarra empatada a dos carreras, la casa estaba llena y con dos outs. Parecía que el duelo se alargaría, pero Peña sacó un sencillo que impulsó una carrera con el que puso fin a 11 años de sequía.

Los Guerreros iniciaron dando un golpe certero, Samar Leyva anotó la primera carrera impulsada por los hits de Alejandro González.

Parecía que Sultanes emparejaría pronto, pero un bateo de Sebastián Elizalde dio un doble play a los visitantes, para dejar colgados a tres en las bases.

El pitcher Anthony Vázquez salió al quite y la novena regia pudo empatar en la cuarta entrada. Murillo abrió con doblete y anotó un elevado de sacrificio de Amador.

El desgaste de los lanzadores visitantes obligó al mánager Sergio Gastélum a sacar a Rudy Acosta y traer a Ozzie Méndez.

La octava entrada trajo una carrera para los Guereros. Alejandro González anotó la segunda carrera con un wild pitch.

Sultantes reaccionó pronto y en la baja de la octava empató las pizarras. Alí Solís recibió base por bolas. Entró Marco Guzmán como corredor emergente y se fue hasta tercera luego que Ramiro Peña conecto sencillo y anotó el fly de Agustín Murillo.

Roberto Kelly mandó a Wirfin Obispo para la novena y aunque le costó pudo sacar el inning dejando a un corredor visitante en la intermedia.

Los nervios se comenzaron a apoderar de los aficionados y en los dougouts. En la baja de la novena los Sultanes harían la hombrada.

Chris Roberson abrió con un trallazo de foul, luego sacó un elevado que no pudieron atrapar. Avanzó a la tercera en toque de ‘Pulpa’ Ríos. Yadir Drake recibió base intencional, entonces el turno fue para Arturo Rodríguez quien también recibió un pasaporte.

Gastélum intentaba un doble play y venía Julio Borbón quien se ponchó. Fue entonces que Ramiro Peña se sacaría la espina y conectaría un sencillo que impulsó la carrera del triunfo.

Fue en 2007 cuando los Sultanes ganaron su último título a Yucatán, también en seis juegos.