Se acercan las fiestas decembrinas, la época del año donde todos se ponen más sentimentales por diferentes razones aunque una de las más comunes es por no cumplir el propósito más repetido que es bajar de peso.

Un especialista asegura que mezclar ambos elementos podría tener una parte positiva, pues llorare puede ayudarte a bajar esos kilitos de más de lo que no quieres volver a saber nunca.

Aunque no lo creas, pero el doctor Pete Sulack del St. Paul-Ramsey Medical tiene una explicación que seguro te convencerá de lo bueno que puede ser llorar algunas veces.

Sulack explica que al producir lágrimas, el cuerpo libera cortisol, la hormona que regula la ansiedad y la retención de grasa en el cuerpo.

Antes de que te pongas a picar cebolla, es importante que sepas que el especialista advierte que el llanto para este efecto sólo funciona si es verdadero y fue causado por sentimientos como coraje, tristeza, tensión, emoción o enojo.

Obviamente no te vas a provocar llorar con películas para lograr esto, pero puedes considerarlos la próxima vez que sientas deseo de llorar y no te lo contengas. Además recuerda que llorar desestresa y un cuerpo relajado funciona mejor en todos los sentidos.

Lo más importante de esto es que no pierdas de vista que si deseas bajar de peso, lo mejor es que tu motivación principal sea tu bienestar y no el qué dirán.

Estas próximas fiestas y todos los hermosos días del año disfrútalos al máximo, eso siempre va a ayudarte a alcanzar tus metas.