No tiene sentido que hagas una lista interminable de cosas que deseas hacer este 2019 si, al final, logras cumplir apenas un par o ninguna.

El éxito de llevar a buen término tus propósitos comienza desde la manera en que los planteas.

Estos consejos te ayudarán a comenzar con el pie derecho:

  1. Metas realistas

Tus propósitos para el nuevo año que comenzaras deben de ser cosas que dependan sólo de ti y que puedas lograr según tu tiempo y recursos. Metas imposibles solo conseguirán frustrarte.

2. Lo más sencillo primero

Si tienes varias metas, empieza por la que creas que es más fácil de lograr y ve aumentando según el grado de dificultad. Ve uno por uno y no intentes hacer muchas cosas a la vez. Eso te ayudará a mantenerte inspirado o inspirada a seguir.

3. Metas moderadas

“Comer más sano”, “adelgazar”, “hacer más ejercicio” no son metas claras. Cámbialas por cosas más concretas que puedas evaluar, como “comer al menos dos porciones de fruta al día”, “reducir 10 libras”  o “correr tres veces en semana”.

4. ¡No te rindas!

Si tu meta fuera sencilla hace mucho la habrías logrado. Seguro se te presentarán obstáculos, pero no dejes que eso te desmotive a cumplir lo que quieres.

5. Premia tus éxitos 

Una vez hayas alcanzado alguna de tus metas, premiarte con algo que te guste. Eso te ayudará a comprobar que trabajar duro por lo que quieres sí funciona y te mantendrá motivada.