Mitos y realidades del programa de control vehicular en Nuevo León

804

Luego de que se hicieran públicos algunos datos respecto al programa de control vehicular en el estado, cientos de ciudadanos se mostraron inconformes con el tema.

TE PODRÍA INTERESAR: Oficinas del Instituto de Control Vehicular abrirán este sábado

Debido a esto, la página de Internet del gobierno de Nuevo León se encargó que ampliar y precisar la información sobre dicho programa.

“Este tema es sólo una acción, de varias que contempla el programa ‘Nuevo León Respira’ el cual tiene como propósito atacar a todas las fuentes (fijas, móviles, de área y naturales) de contaminación del aire”, informa la página web.

A continuación les dejamos una serie de mitos y realidades respecto al tema, que publicó el mencionado portal de Internet.

  • MITO:

Solo se está combatiendo a los carros y no a otras fuentes de contaminación

  • REALIDAD:

El programa Nuevo León Respira abarca todas las fuentes de contaminación, incluyendo a los vehículos. También considera fuentes de área (comerciales y servicios), fuentes fijas (pedreras y otras industrias) y fuentes naturales (biogénicas y erosivas).

  • MITO:

Primero se actúa sobre la gente y sus carros.

  • REALIDAD:

El Gobierno del Estado ya empezó y seguirá actuando sobre todas las fuentes de contaminación:

    – Clausuró una empresa recuperadora de metales (22 de octubre)

    – Presentó una demanda para iniciar juicio de nulidad en materia de impacto ambiental a una pedrera (26 de noviembre).

  • MITO:

Los carros son de las fuentes que menos contaminan.

  • REALIDAD:

El parque vehicular (carros y camiones) constituye el 45.4% de la contaminación total del aire en el Estado.

  • MITO:

La verificación no sirve.

  • REALIDAD:

Los carros en Nuevo León contaminan 40% más en monóxido de carbono y 5 veces más  en hidrocarburos que los de la zona metropolitana del Valle de México donde la verificación tiene más de 20 años.

  • MITO:

Es un tema recaudatorio.

  • REALIDAD:

Es un tema de salud: la contaminación emitida por los automóviles provocan enfermedades respiratorias, pulmonares, del sistema nervioso, y muchas más.

  • MITO:

Sólo se verificarán carros particulares.

  • REALIDAD:

La verificación se aplicará a:

    – Vehículos de uso intensivo.

    – Transporte público.

    – Automóviles particulares.

  • MITO:

La verificación siempre genera corrupción.

  • REALIDAD:

Para garantizar transparencia se tomarán medidas importantes:

    – Consejo multidisciplinario con presencia ciudadana que administre el programa.

    – Centro de operaciones con cámaras conectadas a internet permanentemente con libre acceso a la ciudadanía.

    – El software será desarrollado para evitar modificaciones y abusos.

    – Se declarará delito ecológico cualquier alteración o modificación de los vehículos, así como autorizar la circulación de vehículos que no estén en condiciones de hacerlo.

  • MITO:

Si acabo de comprar mi auto también tengo que verificar.

  • REALIDAD:

Los carros nuevos recibirán un periodo de excepción en el que no tendrán que realizar verificación.

  • MITO:

Los carros híbridos y eléctricos no se verificarán.

  • REALIDAD:

Los carros híbridos y eléctricos no se verificarán.

  • MITO:

Me va a costar mucho dinero.

  • REALIDAD:

Hay que pagar lo justo por la verificación. Al reducir la contaminación se previenen enfermedades, con lo cual se reducen gastos en salud y atención médica.