Nos encontramos a menos de 2 semanas para el termino del año, y esto es sumamente importante no solo para los empresarios, sino que, los asalariados también deben de estar al pendiente de sus impuestos.

La primera pregunta que surge es la de: ¿qué puede hacer un empleado para tener impuesto a favor?

El Régimen de Salarios que prevé la Ley del Impuesto sobre la Renta, únicamente permite que se realicen deducciones personales, y entonces, brota la segunda interrogación: ¿cuáles son las deducciones personales?

Al respecto, la ley únicamente permite ciertos gastos, y son los siguientes:

  1. Honorarios médicos (incluye gastos hospitalarios, dentales, de psicología y nutrición)
  2. Medicinas, análisis, estudios clínicos o prótesis, lentes ópticos o graduados.
  3. Gastos funerarios.
  4. Primas por seguros de gastos médicos.
  5. Intereses reales devengados y efectivamente pagados durante 2018 por créditos hipotecarios.
  6. Donativos cuando se den a instituciones autorizadas para recibir los mismos.
  7. Aportaciones a la subcuenta de aportaciones complementarias de retiro.
  8. Pago de colegiaturas, con una limitante de monto, y únicamente hasta el bachillerato, y ;
  9. Transportación escolar de los hijos o nietos.

La mayoría de estos gastos pueden ser realizados en beneficio personal, pero también de su esposa(o), padres, abuelos, hijos y nietos.

Sin embargo, existen limitantes a estas deducciones, por ejemplo: no pueden ser pagadas en efectivo, solamente a través de transferencia electrónica de fondos, tarjeta de crédito, de débito o de servicios.

Así que ya lo sabes, tienes menos de 2 semanas para realizar este tipo de gastos que te ayudarán a tener un impuesto a favor, y por ende una devolución en tu declaración anual de 2018.

¿Quieres pagar o que te regresen impuestos en tu declaración anual?