El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que no están persiguiendo al líder de los petroleros, Carlos Romero Deschamps y reiteró que no se puede juzgar a nadie si no hay una denuncia de por medio.

“No tengo información y sí podría decirle que hay muchos rumores en estos tiempos y que es muy probable, que no lo descarto que sea parte de la campaña que se produce por las circunstancias actuales. Nosotros no tenemos ninguna denuncia presentada en contra del dirigente del sindicato de petróleo”, indicó.

Aseguró que no habrá desequilibrios económicos como consecuencia de la estrategia de combate al huachicoleo y contratiempos en la distribución de gasolina en algunas regiones del país.

Dijo que después tres ataques, el ducto Tuxpan-Azcapotzalco está casi listo. “A ver quién se cansa primero. Se han ahorrado tres mil millones de pesos. Desde luego se generan molestias, pero no dejo de agradecerle a la gente su ayuda, su comprensión”.