La época dorada del demandado aguacate podría verse opacada si un desabasto de gasolina en México pone en riesgo las enormes exportaciones del fruto hacia Estados Unidos.

¿Imaginas un Super Bowl sin guacamole? 

Ver más: La abstinencia a la comida chatarra provoca ansiedad y depresión

Cada año, productores mexicanos envían al vecino del norte miles de toneladas del codiciado fruto para que ser devorado por los fanáticos del fútbol americano la primera semana de febrero, en una apetitosa mezcla que combina cebolla, cilantro y chiles rociados con jugo de limón y un toque de sal.

Sin embargo, los envíos podrían verse afectados por el desabasto de gasolina y diésel que golpea desde hace días a estados del centro y occidente de México, entre ellos Michoacán -el mayor productor de aguacate del país- tras una campaña del gobierno para atacar el extendido robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Los productores michoacanos iniciaron esta semana el envío de cargamentos de aguacate para atender la fuerte demanda que se genera en la semana del Super Bowl, en la que proyectan vender 120 mil toneladas, 20 mil más que el año pasado.