Recientemente se ha hecho viral la imagen del “Santo Niño Huachicolero”, pero éste es venerado desde el 2016 en los municipios conocidos como el triángulo rojo: Tecamalchalco, Quecholac, Palmar de Bravo y Tepeaca.

Estos municipios, de acuerdo a los datos de PEMEX, son en los que se tenían mayor registro de tomas ilegales en el país.

Te puede interesar: Reforzarán vigilancia de los 311 kilómetros del ducto Tuxpan-Azcapotzalco

Los huachicoleros se encomiendan a este santo para evitar ser detenidos cuando están ordeñando tomas clandestinas o bien para evitar incendios de sus bodegas ilegales de combustible.

Santo Nino Huachicolero

¿Cómo surge el “Santo Niño Huachicolero”?

Las personas que se dedican al robo de combustible quisieron sentirse amparados al momento en que cometen los ilícitos, por esta razón crearon su propio santo.

Se trata de una imagen similar al “Santo Niño de Atocha”, pero en lugar de llevar un báculo y flores, trae un bidón de gasolina y una manguera, herramientas básias para el robo de combustible.

Algunos pobladores del Triángulo Rojo afirman que en algunas casas existen capillas para honrar la imagen del “Santo Niño Huachicolero”.

Las autoridades ecleciásticas de Puebla han pedido respeto a la imagen del niño Jesús, y pidieron no compartir esta imagen.

Te puede interesar: Inician proceso judicial contra tres altos funcionarios de PEMEX