Activistas a la defensa de los derechos LGBTI, en Chechenia, Rusia, informaron de un oleaje de delincuencias contra la comunidad gay.

Al menos dos personas han muerto recientemente a causa de torturas y 40 más están detenidas, en una nueva “purga” llevada a cabo en contra de las personas homosexuales.

Ha pasado más de un año, desde la primera vez que organizaciones nacionales e internacionales revelaran a los ojos de mundo, un periodo de detenciones, asesinatos, torturas y desapariciones de gays en la región.

Captura de pantalla 101818 031056 PM

Te podría interesar: Pareja LGBTI se casara en 26 lugares donde es legal el matrimonio igualitario

Estos hechos, que a pesar de ser negados por las autoridades locales, fueron corroborados por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Ante la presión internacional, el Gobierno de la república del Cáucaso negó los hechos asegurando simplemente que en Chechenia «no hay gays», por lo tanto, no ha nada que perseguir, pues recordemos que en Rusia, hacer «propaganda homosexual» es considerado un delito que se castiga con cárcel.

1534289911 544403 1534290001 noticia normal

Ver más: Diego Martos, víctima de un acto homofóbico

Según informa El País, la red rusa LGBT, organización que agrupa a distintas entidades que tienen en común la lucha por los derechos civiles, ha documentado esta nueva oleada de homofobia que habría iniciado en diciembre del año pasado con elarresto del administrador de un grupo privado en una red social. Dicho sitio estaba dedicado a permitir la reunión online de hombres gays.

A partir de entonces se han reportado al menos 40 detenciones más de personas que se supone son homosexuales o lesbianas.

gay
gay

«Al menos dos detenidos han muerto a consecuencias de las torturas», aseguró Igor Kochetkov, portavoz de la red rusa LGBT y añadió que «son los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley quienes están llevando a cabo las detenciones».

Kochetkov destaca que desde la primer denuncia, las detenciones no han cesado,pero han sido más espaciadas, sin embargo, «se han reanudado las detenciones generalizadas, la tortura y los asesinatos».