José Marroquín Leal, ‘Pipo’, dejó de existir hace 21 años, hoy recordamos al ‘Rey de los Payasos’.

Después de permanecer 34 años con su personaje, José Marroquín Leal dejó un gran legado de sabiduría y diversión para todos aquellos que dedican su vida al sano entretenimiento de los niños.

«Pipo», un payaso de gran corazón y excelente ser humano se convirtió en el inseparable personaje de muchos niños que anhelaban estar el día de su cumpleaños en su programa, en el que les hacía una merienda, y recibir el famoso “pip pip” en su naríz.

Fue el día 6 de febrero del año 1998 en que «Pipo» debería presentarse a grabar en punto de las 3 de la tarde, sin embargo no se presentó en la televisora, causando la preocupación de su productor quien se comunicó a su casa sin obtener respuesta.

Posteriormente, llamó a su amigo Héctor Martínez quien la mañana anterior de su muerte había hablado con él por teléfono, al que le comentó que se sentía mal.

Al llegar a su casa el payaso «Tofito» y ver su camioneta afuera, informó inmediatamente a su productor causando angustia entre todos, quienes entre amigos y personal del canal esperaron a que la hermana de «Pipo» llegara a abrir la puerta, sin poder lograrlo, indicándoles por donde entrar, al hacerlo lo encontraron recostado en un reposet dando la impresión que estaba dormido, sin embargo ya había fallecido.

José Marroquín «Pipo» fue despedido por más de un millón de personas que salieron a la calle a darle el último adiós al «Rey de los Payasos».