El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, volvió a hacer una de sus polémicas declaraciones, ahora fue durante su discurso en la ceremonia del segundo aniversario del Colegio de Bachilleres Militarizado General Mariano Escobedo, ubicado en San Nicolás de los Garza.

El mandatario estatal aseguró que habla con Dios todos los días.

“Yo le hablo a Dios todos los días para
platicarle mis problemas, mis broncas y
pedirle ayuda y que me dé la claridad
y la paciencia que a veces se necesita
para poder orientar a una sociedad
aún mejor, fuerte”.

Pero eso no fue todo, pues aseguró que hasta tiene su Whats.

“Tengo su WhatsApp y le mando WhatsApp y a veces me los contesta, pero sé que anda muy ocupado y no quiero darle mucho trabajo, nadie debemos de darle trabajo a Dios, nosotros debemos de resolver nuestros problemas que tenemos” dijo Bronco.

Te puede interesar: Bronco solicitará ayuda a AMLO para que actúe contra Naturgy

Aunque no es el primero que habla o realiza una acción con Dios, pues anteriormente la polémica alcaldesa Margarita Arellanes, entregó las llaves de la ciudad a Dios.

“Yo, Margarita Alicia Arellanes Cervantes, entrego la ciudad de Monterrey, Nuevo León a nuestro Señor Jesucristo. Para que su reino de paz y bendición sea establecido, abra las puertas de este municipio a Dios como la máxima autoridad”, aseguró en el 2013.

Arellanes aseguró que en la ciudad ocurrieron cambios positivos gracias a la ayuda divina.