Durante la mañana del 12 de marzo, dos barcos encargados de la agrupación ambiental Sea Sheperd encontraron una red de enmalle en la zona de refugio de la vaquita marina, pero debido al mal tiempo no pudieron retirarla sino hasta horas después.

En el momento que la tripulación del barco Farley Mowat comenzó sus labores, estaban jalando la línea y encontraron un animal blanco no identificado. Algunos pensaron que era un pez Totoaba.

Te podría interesar: Cerdita rescatada de matadero se vuelve viral al pintar cuadros

Lamentablemente era una vaquita marina, uno de los últimos ejemplares de esta especie en peligro de extinción, que quedó atrapada dentro de una red en el Refugio Vaquita.

El ejemplar estaba demasiado descompuesto y le faltaba la cabeza, pero la tripulación cree que efectivamente se trataba de un especimen de este cetáceo.

El capitán Octavio Carranza desplegó un equipo de botes pequeños con la científica Laura Sánchez, en un esfuerzo adicional por identificar al animal.

Ver más: Ballena se traga a buzo en Sudáfrica que se salva milagrosamente

Después de enviar fotografías preliminares a expertos en mamíferos marinos y asesores científicos, se determinó que la morfología y la longitud coincidían con el cuerpo de una vaquita marina, aunque el análisis genético es necesario para confirmar la identidad de la especie.

Sea Shepherd transportó el cadáver a San Felipe, Baja California, donde fue entregado a las autoridades gubernamentales para su identificación, quienes hasta el momento guardan silencio.