Dos personas fallecieron después de arrojarse en paracaídas desde un avión ligero, luego de que el artefacto no abrió a tiempo, según la Policía de Morelos en Jojutla.

Ver más: Diego Santoy, a 13 años de las verdades y las mentiras

jojutla

El hecho ocurrió la tarde de este 24 de marzo, las víctimas responden a los nombres de Vanessa Ivonne Meléndez Cárdenas, de 18 años, originaria de Tlaquiltenango, y Mauricio Gutiérrez Castillo, de 34 años, quienes se aventaron desde una avioneta en pleno vuelo desde una altura de aproximadamente 400 metros.

Los primeros reportes indican que saltaron a altura normal y se efectuó el procedimiento de apertura del paracaídas principal, abriendo correctamente, sin embargo, iniciando el aterrizaje de manera repentina se liberó el paracaídasprincipal y cayeron al piso sin oportunidad de accionarse el paracaídas secundario, pues la altura era insuficiente (400 metros).

Los servicios de emergencia y personal del Servicio Médico Forense acudieron a la altura de la autopista México-Acapulco cerca de la desviación Tehuixtla-Tequesquitengo, para levantar los cuerpos de las dos personas y para acordonar el lugar.

De igual manera elementos de emergencia de la empresa de paracaidismo Albatros acudieron al lugar para prestar atención médica; sin embargo, los paramédicos confirmaron que ya no contaban con signos vitales.

La zona del lago de Tequesquitengo se caracteriza por tener este tipo de actividades de salto de paracaídas.

jo2 jo1