Los trastornos del sueño más frecuentes en México son el insomnio y la somnolencia, pero casi no se atienden porque hay pocas clínicas, aseguró Ulises Jiménez Correa, académico de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM.

“Alrededor del 30 por ciento de los hombres adultos somos roncadores, un problema del dormir llamado ronquido primario; en cuanto a las mujeres, el insomnio es lo que más les afecta. De las adultas mayores, 50 por ciento padecen insomnio o mala calidad de sueño”, aseguró el especialista.

Te puede interesar: ¿Eres amante del guacamole? No te puedes perder estos divertidos tenis

Ulises Jiménez Correa indicó que el no dormir contribuye a problemas importantes del funcionamiento neuropsicológico como:

  • Problemas importantes de memoria
  • Atención concentración y de planeación de la conducta
  • Afecta el estado de ánimo, pues quienes no duermen son irritables, ansiosos y de ánimo depresivo

Este 15 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño y las recomendaciones del especialista para mejorar el buen dormir son:

  • Levantarse temprano y ponerse un horario para dormir realizar actividad física y eventualmente tomar una siesta breve (temprano, horas antes de la jornada nocturna para dormir)
  • Bajar la intensidad de las tareas antes de acostarse.
  • No tener distractores en la recámara como televisiones, celulares y tabletas.
  • Mantener una temperatura de entre 18 y 22 grados Celsius.

“No hay que llevar trabajo o alimentos a la cama, menos estimulantes como café, té o refrescos de cola”, agregó el académico.

Señaló que cuando una persona tiene riesgo genético de enfermedades metabólicas como hipertensión, diabetes u obesidad, desarrollan más rápido los trastornos del sueño. “Dormir bien ayuda a evitar o posponer esas afecciones”.

Te puede interesar: Divorciarse y volverse a casar con la misma persona ¿Lo harías?